jueves, 18 de enero de 2018

Milagros de santos VI: San Cipriano

San Cipriano de Antioquía, patrón de los magos, es una figura muy polémica. En primer lugar, porque unos dicen que era un mago blanco y otros, un mago negro; en segundo lugar, porque había sido pagano, tras lo que se convirtió al cristianismo y llegó a ser obispo de Antioquía, y en tercer lugar, porque no se sabe si lo que hacía eran milagros o magia. A mí, personalmente, una de las cosas que más me llaman la atención de este santo legendario, es que, al parecer, en su grimorio, que tanto gustaba a Valle-Inclán, enseña cómo encontrar tesoros escondidos. ¡Hay que leerlo ya mismo! En cualquier caso, al pobre de Cipriano lo borraron del santoral en 1969 de un plumazo. El Vaticano afirmó haberlo hecho porque no se tiene constancia de que este santo existiera realmente (¿¿acaso se tiene del arcángel San Miguel o de de San Jorge, que supuestamente mató a un dragón, por ejemplo??). En mi opinión, lo "destituyeron" porque era una figura engorrosa para la Iglesia, pues pone los milagros al mismo nivel que la magia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario